miércoles, 22 de febrero de 2012

PSICOBIOLOGÍA DEL AMOR Y DIFERENCIAS ENTRE SEXOS

El cerebro es la última frontera de la ciencia, si además estudiamos amor y relaciones ¡Es el más alla!
Como este tema os gusta, espero que podáis subir nota con vuestros comentarios.
Ha surgido el tema en clase hoy. Curiosa coincidencia ante la llegada de los días más largos, falta menos para la primavera, y con la celebración del carnaval... Comprobad como nuestra naturaleza animal está influida por el ambiente.
El interés con el que algunos os habéis tomado este tema me ha animado a escribir un poquito para alimentar vuestra curiosidad. ¡En caso contrario no podremos dar clase!
Aqui va un primer plato para empezar a indagar en este tema:
En las últimas décadas se han llevado a cabo múltiples estudios intentando buscar una explicación a eso que nosotros llamamos amor. Para la psicología el amor es una necesidad fisiológica, un impulso que puede provocar conductas imprevisibles. Vamos a ver los distintos acercamientos de la psicología a este tema.

Los Tipos de Amor según la Psicología
Amor Compañero y Amor Pasional
Hatfield y Rapson fueron los primeros en dividir el amor en dos tipos:

Amor Compañero o Camaradería: tiene un alto grado de apego, compromiso e intimidad, aunque esta desprovisto de pasión. Es el que sentimos por nuestros familiares o amigos.
Amor Pasional: es el amor que sentimos por la novia o por la chica que conocimos este sábado pasado. Es mas intenso que el amor compañero, esta muy marcado por la sexualidad y el romanticismo.

Teoría Triangular del Amor
Según esta Teoría, formulada por Robert Sternberg, existen tres componentes diferenciadas en el amor:

Pasión: deseo de estar con la otra persona y que el sexo con ella sea gratificante.
Intimidad: Capacidad de compartir nuestros deseos , sentimientos y secretos con la otra persona.
Compromiso: Certeza de que pase lo que pase esa persona no nos olvidara o dejara en la estacada.
Por tanto se plantean 6 clases de amor por combinación de estos elementos:

Confianza – Amistad: cuando únicamente existe Intimidad. Por ejemplo, la relación que se puede tener con un psicólogo con el cual tenemos mucha confianza. También se aplica al cariño que sentimos por un amigo.
Encaprichamiento: sólo hay Pasión, y se caracteriza por existir únicamente deseo sexual. El llamado amor a primera vista.
Amor Vacío: un amor donde sólo hay Compromiso: la Pasión y la Intimidad han muerto o jamás existieron.
Amor Fatuo: existen Pasión y Compromiso. Es más intenso que el encaprichamiento.
Amor Romántico: existe la Pasión y existe la Intimidad.
Amor Sociable: Intimidad + Compromiso ,es el que se da en las parejas que han perdido la pasión.
Amor Completo: un amor con las tres características se supone que es el amor ideal, aunque según la psicología no suele durar mucho: es dificil de mantener y suele derivar en alguno de los otros tipos de amor.




Dopamina, Serotonina y Testosterona
Desde una perspectiva biológica el amor puede explicarse casi exclusivamente por la acción de un neurotrasmisor: la Dopamina.

La Dopamina está relacionada con las emociones y las sensaciones de placer. Todas las adicciones fuertes provocan la generación de dopamina: los opiáceos, por ejemplo, activan las mismas áreas que el amor. El amor, por lo tanto, es una adicción positiva que se puede tornar en ansiedad cuando se es rechazado. Esto se debe a que el amor activa el sistema de recompensa del cerebro, que nos arrastra a ver recompensas y motivarnos a conseguirlas. Para nosotros el amado es el premio, es por ello que centramos nuestro mundo en él.

Y si surgen complicaciones esto genera más atracción ya que en una adversidad el cerebro genera aún más dopamina.

También debido a la dopamina buscamos cosas en común e intentamos amoldar nuestra personalidad para agradar al otro, ya que la dopamina también tiene relación con la motivación para cambiar.

La Serotonina, llamada “hormona del placer”, ejerce una gran influencia sobre el sistema psiconervioso. Si sus niveles están anormalmente bajos, y se combina con el impulso generado por la dopamina, puede causar un pensamiento obsesivo por la otra persona.

El amor y la atracción sexual son dos cosas diferentes: en el amor influye la Dopamina, en el acto sexual la Testosterona y en menor grado otras hormonas sexuales, pero esta línea no está tan clara: el amor siempre incluye el componente sexual y si tenemos relaciones sexuales con una persona puede desembocar en amor ya que en el acto sexual se genera gran cantidad de dopamina.

Algunos experimentos tratan de indagar en esta red tan extraña del comportamiento amoroso:

Uno de ellos sostiene que El amor a primera vista no existe. Los expertos de la Universidad de Bath (sur de Inglaterra), concluyeron que se necesitan 12 meses promedio para que una pareja logre lo que ellos llaman amor verdadero.
Los científicos estudiaron las relaciones exitosas en la página de contactos “Match.com”, durante seis meses. Se basaron en 147 parejas, de las cuales el 61 por ciento dijo que disfrutaba de altos niveles de intimidad, pasión y entrega, los tres componentes que, según ellos, hacen que un amor sea verdadero.
Concluyeron entonces que el período promedio de la relación amorosa es de 12 meses, que los hombres son más propensos a encontrar el verdadero amor y que tan sólo el 16 por ciento de los entrevistados dijo que disfruta de "amor compañero", con altos niveles de intimidad y entrega, pero sin demasiada pasión. Charlotte Harper, directora de "Match.com", se mostró encantada al descubrir que muchos de sus clientes "hallaron el amor verdadero".
Entre las parejas que se conocieron recientemente, en cambio, la mayoría aclaró que sus niveles de pasión, entrega e intimidad eran bajos. "Es importante que estudiemos los factores que influencian la satisfacción en las relaciones de pareja, cuando éstas se forman a través del Internet", dijo Jeff Gavin, el médico que dirigió la investigación. “Nos confirma que Internet y el correo electrónico favorecen el cortejo amoroso y romántico, en la actualidad más infrecuente en el circuito de bares”.
Verdadero experimento o propaganda de Match.com, esta página es para los tarras, no para vosotros, el caso es que, ¿Cómo podría acabar este post sin mi amado-odiado Punset?

LA QUÍMICA DEL AMOR
Helen Fisher, Antropóloga

Recientemente, los científicos han comenzado a analizar el amor, algo que había estado reservado para los poetas y literatos. Científicos como Helen Fisher ahora miran con en el escáner el cerebro de personas locamente enamoradas o deprimidas por la pérdida de un gran amor y han descubrierto la importancia fundamental de los factores biológicos y hormonales de las substancias químicas en el proceso de amar.


Si queréis seguir con el tema en clase, teneís primero que leer y ver el vídeo y a partir de ahí podemos seguir hablando.
Os recuerdo que comentarios acertados e inteligentes en el Blog tienen nota.

Otro video relacionado:

 Y aqui os dejo un JUEGO para que supuestamente podáis medir vuestro grado femenino y masculino
Allan & Barbara Pease - Porque Los Hombres No Escuchan y Las Mujeres No Entienden Los Mapas (Espanol)

REFERENCIAS:
http://www.investigacionyciencia.es/11000013000039/Cerebro_de_hombre._Cerebro_de_mujer..htm
http://elpais.com/diario/2006/03/21/salud/1142895605_850215.html
https://www.muchoslibros.com/pdfs/133.pdf
http://www.ieslasmusas.org/wp-content/uploads/El%20hombre%20que%20confudi%C3%B3%20a%20su%20mujer%20con%20un%20sombrero-Oliver%20Sacks.pdf
http://www.elmundo.es/magazine/num177/textos/cere1.html

7 comentarios:

  1. te ha dado por el temita... hahahaha

    ResponderEliminar
  2. Me parece increíble que una sustancia química sea capaz de causar este efecto en las personas , pero aún así sigo sin creer que la ciencia pueda desvelar los secretos de un sentimiento , porque en ese caso sería capaz de desvelar por qué odiamos a alguien o por qué nos gustan diferentes cosas a cada persona...
    Yo creo que todo esto está muy bien y eso , pero que no se puede generalizar tanto ni creer que todo es cierto porque para cada uno el amor completo es diferente , no tiene por qué ser el que diga el tal Robert ese...
    No creo que esté bien generalizar a partir de un estudio el cual es de un pequeño porcentaje de toda la población mundial, ya que cada uno es diferente y hay quien en la vida no encuentra el amor, sea por el motivo que sea, pero según esto podemos enamorarnos de cualquier persona no? Mientras nos parezca atractiva, o por cualquier persona que nos de placer...
    Los sentimientos es algo que de momento queda fuera de nuestro alcance, desde mi punto de vista claro... Podremos saber que sustancias lo generan , pero no podremos saber el por qué DE VERDAD segrega esas sustancias...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Katia, me alegro que te parezca interesante el blog y el tema. Las sustancias que segrega nuestro cerebro forman parte, digamos del "hardware" de nuestro cuerpo.
      Te doy la razón que las generalizaciones no son buenas y esconden numerosos errores. Pero creo que desde luego estas sustancias, ya sean causa o consecuencia del amor, tienen que influir en nuestros sentimientos, de manera que puede ser que cuando nos parezca atractiva una persona debido a nuestro aprendizaje previo se segreguen estas sustancias lo que lleva a que nos parezca más atractiva esta persona. De igual forma si debido a nuestro estado físico en ese momento nuestros niveles de dopamina y serotonina son altos, nos veremos predipuestos a sentir atracción por una persona en concreto.

      Eliminar
  3. * perdón que nos parezca atractiva o nos de algún tipo de placer..

    ResponderEliminar
  4. RESPUESTA A PALOMA:Por supuesto, que el tema va más allá de unas cuantas hormonas y neurotransmisores en el cerebro. Pero ahora es cuando estamos comprendiendo realmente como funciona esa máquina complejísima que adorna nuestra cabeza. Y ningún aspecto del comportamiento, aunque sea algo considerado animal como el amor, escapa a la regulación biológica de nuestro cuerpo.
    Se ha pasado a considerar el comportamiento como algo dado por el destino, a creer en el absoluto libre albedrio, a considerar la importancia del ambiente de la educación en el subsconciente, a darnos cuenta de la increible red de células que hacen que pensemos y ahora cuando se estudia los mensajeros químicos de nuestro cuerpo por fin empezamos a tener un visión combinada de todo ello.
    También tienes razón que las vivencias anteriores condicionan los sentimientos, esto no está en contradicción con que esas personas se provocan a si mismas una falta de respuesta química en su cuerpo. Mucha gente reprime lo que siente, eso es bueno cuando vivimos en sociedad, pero eso no quiere decir que deje de sentirlo.
    Muy interesante tu comentario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. (sino es mucho abusar a comentarios :) ) :
      Es cierto que la experiencias anteriores condicionan lo que sientes en un futuro, pero por mucho que hayas sufrido los seres humanos nos ilusionamos con todo y en cuanto conoces a una persona que para ti es especial por mucho que hayas sufrido vas a volver a pensar que es la persona con la que pasaras el resto de tu vida, eso es el amor, o eso dicen... Por mucho que intentes cerrar, tapar o reprimir tus sentimientos no siempre lo consigues, por mucho que digas que el amor no existe siempre llegará alguien que te hará cambiar de opinión, porque aunque seamos seres racionales somos muy sentimentales y nos encanta querer y que nos quieran, por eso somos diferentes al resto de seres vivos, no sólo porque tengamos un cerebro inteligentísimo, sino porque somos capaces de amar a quienes nos rodean... Y respecto a lo de que es bueno cuando vivimos en sociedad, no opino así, los que te rodean deben saber cómo piensas o cómo sientes las cosas para poder seguir viviendo en sociedad y que nos entiendan, si todos nos reprimimos llegará un momento en el que no podremos convivir...

      Eliminar
  5. Me ha parecido un texto verdaderamente interesante, al fin y al cabo los humanos somos una gran máquina de largas cadenas de carbono que funcionamos con reacciones químicas. Científicamente no somos nada más pero somo seres racionales y pensar tan fríamente de alguna manera nos entristece. Ciertamente experimentamos sentimientos como la alegría, la tristeza, la euforia...incluso el amor. Estos sentimientos pueden proceder de reacciones químicas y de variaciones en ciertas hormonas segregadas por nuestro cerebro pero aún así parece que estas explicaciones no nos convencen y buscamos algo más, algo que a los humanos nos haga diferentes a los demás seres vivos, algo por lo que seamos especiales y, de alguna manera, más valiosos. Si hay alguna otra razón por la que tengamos sentimientos aún no se sabe pero estoy prácticamente segura de que alguna persona habrá que la busque y si no encuentra nada siempre nos quedará la duda y el anhelo de seguir buscando.

    ResponderEliminar